Menú

UD Coromoto

¡Creciendo en equipo!

Historia

1. El inicio.

historia1En 1993, en torno a la nueva directiva de la Asociación de Vecinos del Barrio del Coromoto en La Laguna, que presidía D. Antonio Yumar, comienza a trabajar una comisión deportiva dirigida por D. José Luís Díaz Herrera con el propósito de crear una escuela de Fútbol, que ofreciera a los niños del barrio una práctica deportivacomo alternativa a la estancia en la calle en su tiempo libre.

El trabajo comienza a fructificar con la inscripción en la Federación del equipo Benjamín Coromoto para la temporada 1993-1994 y la creación de la Escuela de Fútbol Coromoto, además de registrarse la Asociación Deportiva “U. D. Coromoto”, cada una con sus propios estatutos.

El Acta Fundacional de la U D Coromoto se lleva a cabo en la Asociaci ón de Vecinos “AIRAM” y tiene fecha de 26 de octubre de 1993, con registro en las Asociaciones Deportivas de Canarias de la Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias de fecha 5 de noviembre de 1993.

Los miembros que formalizan el Acta Fundacional dan a ésta el carácter de Primera Asamblea General y acuerdan, por unanimidad, elegir los miembros de la Primera Junta Directiva del Club, que queda constituida por: Presidente D. Rafael Torres Pérez, Vicepresidente D. José Luís Díaz Herrera, Secretario D. Juan Manuel Mesa Rodríguez, Tesorero Dª. Maria Inés Expósito Ramos y Vocal 1º: D. Guillermo García González.
El 18 de noviembre de 1993 se presenta a la sociedad, en la Asociación de Vecinos “AIRAM”, la Escuela de Fútbol de Coromoto. El acto contó con la presencia de los entrenadores del Club Deportivo Tenerife D. Jorge Valdano y D. Ángel Capa, y el informador del club D. Ángel Félix. La Federación Tinerfeña de Fútbol estuvo representada por su Vicepresidente D. José Yanes y en representación del Ayuntamiento de La Laguna estuvo el teniente de Alcalde D. Silvestre Suárez.

D. José Luís Díaz Herrera, Director de la Escuela de Fútbol, es el encargado de conducir e iniciar el acto. La prensa destaca de sus palabras que “esta escuela que nace sin dinero ni medios, pero si con gran ilusión, pretende la educación de estos chicos como personas y su adiestramiento deportivo”. Jorge Valdano agradeció estar presente en la inauguración de este proyecto de una “escuela de vida, cuya misión debe ser ayudar a crecer sanos, física y mentalmente, a estos niños”.(1)

2. El campo de fútbol.

Desde la Asociación de Vecinos se habían realizado las gestiones para el acondicionamiento de un terreno en Los Rodeos y para el cual el Ayuntamiento de La Laguna había aprobado una partida presupuestaria en torno a los seis millones de pesetas y el compromiso de comienzo de las obras para finales de 1993.

Durante 1994 se ejecutan las obras del campo de Fútbol del Coromoto, estando acabadas a finales de año según comunica en una nota de prensa el Ayuntamiento de la Laguna. Pero tanto el Director de la Escuela de Fútbol, José Luís Díaz Herrera, como los vecinos denunciaban en la prensa el mal acabado de las obras, así como la orientación que se le dió al campo de juego.

Podemos comprobar cómo, en un artículo de la redacción de Diario de Avisos de diciembre de 1995, se recoge la denuncia de los vecinos sobre el lamentable estado del campo “se inunda de agua, cediendo los muros y formando incluso socavones”.

A lo largo de 1995 y 1996 la situación del campo de fútbol y sus instalaciones provoca un profundo malestar entre los dirigentes de la Escuela de Fútbol de Coromoto y las autoridades locales.
En la publicación El Lagunero de diciembre de 1996 se recoge “Las instalaciones de la Escuela de Fútbol del Coromoto presentan un sinfín de problemas: campo de juego totalmente defectuoso con falta de luz, servicios, falta de agua para regar el terreno; y otras carencias que impiden desarrollar una actividad normal.”

En Jornada Deportiva de 25 de septiembre de 1996, con motivo de la presentación de los equipos de la Escuela de Fútbol, éste medio recoge y destaca las palabras del presidente, donde señala “que la falta de apoyo del ayuntamiento, hace imposible que la cantidad de niños y niñas existentes en la Escuela, puedan realizar los entrenamientos y partidos con toda garantía, ya que en éstos momentos el campo se encuentra en pésimas condiciones, no hay iluminación. Además, el campo no esta acondicionado para regar.” También acentúa este medio de información que en dicho acto, donde participaron unas 400 personas, no se presentó ningún representante municipal.

En octubre de 1996 la Escuela de Fútbol de Coromoto organiza una manifestación para protestar por el mal estado de las instalaciones deportivas donde juegan y entrenan.

A finales de ese mismo año convoca una segunda manifestación ante el deterioro progresivo y las grandes deficiencias de las instalaciones deportivas. El concejal de la oposición, Andrés Álvarez, denunciaba en un pleno que se recuperara el proyecto inicial de equipamiento del campo del Coromoto presentado al Cabildo y cuyo presupuesto ascendía a los seis millones de pesetas frente al proyecto aprobado por el gobierno municipal con una reducción de dos millones.

El citado concejal exponía que “la reducción de la cuantía del dinero a invertir es difícilmente justificable, cuando de todos es sabido las enormes carencias que el citado campo de fútbol tiene. Ya sea falta de agua, el arreglo de los aseos, la dotación de luz eléctrica o el acondicionamiento del lugar.”

Visto desde la perspectiva de los años, es evidente que el Campo de Fútbol del Coromoto, desde los inicios de su construcción, fue una infraestructura deficiente. Su incorrecta orientación, el déficit de las instalaciones: vestuarios, alumbrado, riego, mal acabado de la superpie de juego, etc, unido a que las intervenciones municipales demandadas por los dirigentes deportivos de la época para mejorar las instalaciones se realizaron a un ritmo lento, desanimaba a los dirigentes de la escuela de fútbol, que de forma altruista trabajaban para mejorar el campo de fútbol.

El largo conflicto de la directiva de la Escuela de Fútbol, presidida por José Luis Díaz Herrera, con las autoridades municipales en torno a estas instalaciones reflejadas, no sólo en la prensa, sino en documentos fotográficos como el anterior, donde se aprecian las pancartas instaladas en el campo solicitando soluciones a autoridades, las manifestaciones convocadas junto con la Asociación de Vecinos, así como los entrenamientos convocados en la Plaza de Cristo, terminó por desgastar al presidente que dejó la dirección de la Escuela en 1998.

No es hasta el año 2002 cuando dichas instalaciones cambian su perfil, a través del proyecto Campos Verdes del Cabildo Insular de Tenerife en convenio con la Federación de Fútbol de Tenerife y la colaboración de Cajacanarias. Se acomete la remodelación y colocación de césped artificial, además de otras mejoras del recinto. El campo del Coromoto es primer campo de futbol con césped artificial del 5 municipio de La Laguna, una vieja deuda del municipio con las instalaciones y el barrio.

El Campo del Coromoto se reinauguró con césped artificial el 15 de febrero de 2002

En el año 2006 concluyeron dos obras de gran importancia y demandas por los dirigentes y por los usuarios. Se trata de la construcción de los nuevos vestuarios y la instalación de una grada metálica para los aficionados.